Tratamiento Spa en el Mar Muerto

 

La climatoterapia en el Mar Muerto puede tener efectos beneficiosos en las personas que padecen psoriasis y artritis. En el 90% de los casos las lesiones mejoran de forma visible, y a veces desaparecen completamente.

 

El Mar Muerto está situado entre Israel y Jordania, y es muy apreciado por su efecto curativo sobre la psoriasis. La depresión del Mar Muerto fue creada por movimientos tectónicos, y a 400m bajo el nivel del mar, es el punto más bajo de la Tierra. Su concentración salina de 28g por litro es aproximadamente 10 veces mayor que la de otros mares (3 a 4g por litro). En consecuencia, el Mar Muerto no está habitado por ninguna modalidad de planta o ser animal.

 

Su fuerte salinidad se debe en parte a unos niveles muy altos de evaporación natural, y en parte a que al Mar no le llega mucha agua fresca de afluentes. El Río Jordán y otros menores que desembocan en el Mar Muerto han sido desviados con fines de irrigación, y especialmente para el uso en la agricultura israelí. A la larga las consecuencias podrían ser desastrosas tanto desde el punto de vista ecológico como económico. Si el nivel del Mar Muerto continúa bajando como resultado del drenaje del Río Jordán, se resentirá la industria del turismo y de los baños Spa. El nivel del agua baja aproximadamente 1 metro cada 10 años. En la Cumbre Mundial de Johannesburgo celebrada en agosto de 2002, los jordanos lanzaron un llamamiento apelando a la construcción de un canal que una el Mar Muerto al Mar Rojo, de forma que éste pudiera ser utilizado como fuente de agua. Esperemos que se adopten las medidas necesarias.

 

Las aguas del Mar Muerto contienen cantidades considerables de sales minerales, incluidos el cloruro sódico, magnesio, potasio, calcio y bromuro. En consecuencia, las personas que nadan en el Mar Muerto flotan como corchos y les resulta prácticamente imposible hundirse. Es difícil nadar, ya que el cuerpo tiende a flotar y no sirve de nada moverse. No hay más remedio que flotar y dejar que las aguas, muy apreciadas por Cleopatra, ejerzan sus efectos curativos.
Además de los efectos beneficiosos sobre la psoriasis y otras afecciones de la piel, las aguas del Mar Muerto son excelentes para los enfermos de artritis psoriásica, que tienen dificultad para moverse debido al dolor de articulaciones.

 

Composición química
de las aguas del Mar Muerto

Componente

mg/litr0

Sodio

34,9

Potasio

7,56

Calcio

15,8

Magnesio

42

Sulfato

0,54

Bicarbonatos

240

Cloruro sódico

208

Bromuro

5,59

Cloruro potásico

11,5

 

La Climatoterapia de esta zona del mundo combina los beneficios de los baños de mar (talasoterapia) con los de sol (helioterapia), los de aguas muy sulfurosas (balneoterapia) y la terapia a base de fangos (fangoterapia).

 

Los UVB filtrados de forma natural

 

El clima del Mar Muerto es especialmente seco y caluroso. La humedad es muy baja y hay aproximadamente 332 días de sol al año. Los rayos UV, y en especial los UVB que causan las quemaduras, son también más débiles y menos peligrosos que en otros lugares. La evaporación del agua, (debida al calor), la densidad atmosférica y la capa de ozono ofrecen un filtro UVB natural. La exposición a los UVB forma parte del tratamiento contra la psoriasis, de modo que usted puede permanecer bajo el sol sin preocuparse de las quemaduras y con menor riesgo de contraer melanomas.

 

El aire del Mar Muerto es además muy rico en oxígeno, bromuro y magnesio. El bromuro es conocido por sus propiedades tranquilizantes, y el magnesio es excelente para tratar alergias y para la salud mental, puesto que alivia la fatiga y los síntomas de depresión. Esto acrecienta el efecto relajante que experimentan muchos pacientes durante su estancia en el Mar Muerto. Los visitantes que hemos encontrado dicen que han disfrutado de una experiencia inolvidable, y que les encantaría regresar en cuanto les sea posible.

 

Un ciclo de tratamiento en el Mar Muerto dura entre dos y cuatro semanas. Numerosos estudios científicos confirman la eficacia de la terapia del Mar Muerto en los casos de psoriasis. En el 90% de dichos casos, las lesiones remiten y a veces desaparecen completamente. El período de remisión es de aproximadamente seis meses, y cuando se produce una recidiva, normalmente es menos severa que los brotes anteriores.

Además, es de destacar el efecto relajante del tratamiento. El estrés está a menudo presente en los inicios de la psoriasis y en los brotes sucesivos.


Durante el transcurso del tratamiento en el Mar Muerto, los pacientes se relajan en una atmósfera protectora y acogedora, y consiguen ver su afección bajo una nueva perspectiva.

Avisar a un amigo Imprimir Volver arriba Agregar a favoritos Descarga de responsabilidad
Søgaard & Co. - Mere web for pengene