¿Qué otras enfermedades pueden parecer psoriasis?

 

En la mayoría de los casos el diagnóstico de la psoriasis es un proceso simple.

 

No obstante, el médico puede tener dudas. Las enfermedades cutáneas con que más a menudo se confunde la psoriasis son las siguientes:

 

Dermatosis seborreica

Eczema
Parapsoriasis

Pitiriasis rosada

Pitiriasis rubra pilaris
Liquen plano
Intertrigo bacteriano o fúngico

Sífilis secundaria

Vitíligo

Linfoma cutáneo

 

También puede obtener información sobre las

 

Variedades de psoriasis difíciles de diagnosticar

 

 

 

 

Dermatosis seborreica

 

Esta enfermedad de la piel se caracteriza por unas placas mal delimitadas eritematoescamosas (rojas y escamosas). Se manifiesta principalmente en la cara (pliegues nasolabiales, alas de la nariz y espacio entre las cejas) y en el cuero cabelludo, zonas frontal y parietal. Las lesiones son especialmente habituales en invierno. A menudo las provoca el estrés, y producen un picor moderado.

 

La presencia de lesiones psoriásicas en varias partes del cuerpo facilita el diagnóstico. No obstante, cuando las lesiones causadas por la dermatosis seborreica se limitan al cuero cabelludo, es difícil diferenciar ésta de la psoriasis del cuero cabelludo, ya que en ambas afecciones se observa una extensa descamación. No obstante, las escamas causadas por la dermatosis seborreica son más grasas que las producidas por la psoriasis.

 

Es de destacar que existen variedades de dermatosis seborreica y de psoriasis que se solapan. Por ejemplo, un enfermo de psoriasis puede desarrollar dermatosis seborreica. También puede darse el caso inverso; la psoriasis puede brotar en un enfermo con dermatosis seborreica.


En estas variedades mixtas las lesiones suelen ser muy escamosas, cubren la totalidad del cuero cabelludo, y se extienden más allá de la línea del pelo.

 

También los bebés pueden padecer dermatosis seborreica. En tal caso se ven especialmente afectados el cuero cabelludo y la zona glútea.


La psoriasis no suele presentarse en recién nacidos, pero a veces con el tiempo se descubre que lo que parecen ser dermatosis seborreicas son en realidad psoriasis o eczemas.


El curso de la enfermedad en los meses que siguen a los primeros brotes permite establecer un diagnóstico. En las dermatitis seborreicas las lesiones desaparecen gradualmente, mientras que en los casos de psoriasis tienden a rebrotar.

 

Eczema

 

El eczema es un trastorno muy común de la piel, caracterizado por placas rojas cubiertas de pequeñas ampollas. Produce un picor intenso. Las ampollas a menudo exudan formando pequeñas costras. A menudo la afección es provocada por un factor externo, en cuyo caso se denomina eczema de contacto.

 

El eczema atópico (o dermatitis atópica) es de carácter sistémico y suele aparecer durante los primeros meses o primeros años de vida. Este eczema aparece en enfermos atópicos (pacientes con una tendencia a desarrollar numerosas alergias), y a menudo se asocia con el asma y la fiebre del heno. Existe una predisposición genética en uno de cada dos o tres casos. Las placas rojas y escamosas se encuentran principalmente en los pliegues de la piel y en las mejillas.

 

El hecho de que se presenten ampollas permite distinguir el eczema de la psoriasis. Además la topografía de las lesiones (cara y pliegues cutáneos), y la asociación con otras afecciones (como el asma y la fiebre del heno) confirmarán el diagnóstico de dermatitis atópica.

 

El eczema numular, que es una variedad clínica del eczema que presenta lesiones en forma de moneda, puede confundirse a veces con la psoriasis numular.

 

La psoriasis numular y el eczema numular presentan placas rojas del mismo tamaño y forma de una moneda que producen picor. Si estas lesiones se asocian con las lesiones clásicas del eczema, no es necesario un diagnóstico diferencial.


Si persiste la duda, la presencia de ampollas exudativas confirmará el diagnóstico de eczema numular.

 

Finalmente, en algunos pacientes las lesiones de eczema aparecen sobre las psoriásicas previas. En tal caso puede diagnosticarse psoriasis eczematosa.  

 

En estos casos el diagnóstico no es en absoluto fácil, puesto que la psoriasis eczematosa puede incluir lesiones exudativas o agrietadas, que pueden confundirse con las que produce el eczema.

 

Parapsoriasis

 

Se emplea este término para aquellos trastornos cutáneos que se caracterizan por pápulas o placas rojas, y escamas que se desprenden de la piel.


Aunque esta dermatosis tienen algunas coincidencias con la psoriasis, se trata de  afecciones clínicas diferentes. Se suele distinguir entre parapsoriasis guttata y en placas.

 

La parapsoriasis guttata es un trastorno caracterizado por una erupción de pápulas que se vuelven escamosas. Las lesiones se producen principalmente en el tronco, brazos y piernas. Tras la descamación (caída de escamas), quedan en la piel áreas pigmentadas. Se desconoce la causa de esta enfermedad, que afecta principalmente a los adultos jóvenes.

La parapsoriasis guttata crónica es a veces difícil de distinguir de la psoriasis guttata, aunque en los casos de parapsoriasis las lesiones son más abundantes, más extensas, y de color naranja amarronado. Puede confirmarse el diagnóstico examinando un poco de tejido en el microscopio.

 

La parapsoriasis de placas es una enfermedad crónica de la piel, que constituye un estado potencialmente premaligno de una proliferación de linfocitosis (linfoma). Se presenta en forma de abundantes placas descamativas sobre el tronco, brazos y piernas. Las placas pueden ser grandes o pequeñas, alcanzando los 20 cm de diámetro.

Existe el riesgo de que la parapsoriasis de placas grandes atróficas evolucione hacia un linfoma. Este tipo de parapsoriasis no acostumbra a representar problemas de diagnóstico diferencial con respecto a la psoriasis.

 

Pitiriasis rosada

 

La pitiriasis rosada o enfermedad de Gibert, es una dermatosis que genera lesiones rojas y escamosas, y que tiende a desaparecer en un plazo de cuatro a ocho semanas. Probablemente su origen es viral, y afecta principalmente a los niños y adultos jóvenes.

 

La afección se caracteriza por una lesión oval que aparece en el tronco. Esta área es más pálida en el centro, y va seguida de una erupción de color rosa con escamas finas, que recubre el cuerpo desde el cuello a las rodillas. Estas lesiones suelen producir picor.

 

Dado que las escamas son más finas que las psoriásicas, y la afección desaparece espontáneamente a las pocas semanas, es fácil de distinguir de la psoriasis.

 

Pitiriasis rubra pilaris

 

Ésta es una afección cutánea muy poco frecuente, que adopta la forma de una hiperqueratosis folicular (engrosamiento del estrato córneo de la epidermis al nivel de los folículos capilares), acompañada de escamas.

Las lesiones suelen incluir los pies y las manos. Como en la psoriasis, suelen verse afectadas las uñas. Esta afección es crónica.

 

En las fases tempranas puede ser difícil distinguir esta afección de la psoriasis palmoplantar. No obstante, en la pitiriasis rubra pilaris las lesiones son de color salmón, y la piel adquiere un aspecto calizo como consecuencia de la hiperqueratosis.

 

Liquen plano

 

El liquen plano es una dermatosis inflamatoria poco frecuente, de causa desconocida. Se presenta como unas pápulas de color violeta, lisas en la parte superior. Dichas pápulas tienen varios milímetros de diámetro, y a veces están recubiertas por estrías blanquecinas.

 

Las lesiones se encuentran principalmente en la parte interna de la muñeca, el antebrazo y la pierna, pero también pueden incluir la parte inferior de la espalda y otras partes del cuerpo como las manos, los pies y las uñas.

 

En uno de cada tres casos se ven afectadas las membranas mucosas (bucales y genitales).

El fenómeno de Koebner (aparición de una lesión en zonas traumatizadas) se da tanto en el liquen plano como en la psoriasis. Algunas variedades clínicas del liquen plano son difíciles de distinguir de la psoriasis.

  • El liquen plano palmoplantar puede parecer psoriasis palmoplantar, especialmente cuando hay lesiones rojas y escamosas.

  • Rara vez se confunde el liquen plano ungueal con la psoriasis de la uña. No obstante, en algunos casos atípicos se producen la hiperqueratosis (engrosamiento de la uña), y la onicólisis (desprendimiento de la uña), con lo que puede parecerse mucho a la psoriasis.

  • El liquen plano oral se caracteriza por unas lesiones blanquecinas, y rara vez se confunde con la psoriasis.

  • El liquen plano genital puede plantear problemas de diagnóstico. Puesto que las lesiones psoriásicas no suelen ser descamativas en esta parte del cuerpo, pueden ser difíciles de distinguir de las producidas por el liquen plano.

 

Intertrigo bacteriano o fúngico

 

El intertrigo es un estado inflamatorio que afecta a los pliegues cutáneos. Como resultado de la fricción entre superficies de la piel, esta enfermedad es muy común entre pacientes obesos y bebés. Una zona aislada de intertrigo puede tener muchas causas, como eczema, candidiasis cutánea, dermatofitosis (infección causada por los dermatofitos, un tipo de hongos) e infecciones bacterianas.

 

El intertrigo candidiásico aparece en los mismos pliegues cutáneos que las lesiones de psoriasis inversa. A veces esta afección es difícil de distinguir de una psoriasis flexural no diagnosticada, ya que las lesiones son muy parecidas.  En comparación con las lesiones de otras partes del cuerpo, las de psoriasis flexural sólo son ligeramente escamosas, lo cual complica el diagnóstico diferencial.

 

Cuando se sabe que se sufre de psoriasis, pero las lesiones se limitan a los pliegues de la piel, el diagnóstico también puede resultar problemático. La presencia de lesiones psoriásicas en otras partes del cuerpo (especialmente en las uñas y cuero cabelludo) debería eliminar cualquier duda.

 

El análisis micológico permitirá diagnosticar intertrigo candidiásico o dermatofitos. Del mismo modo, unas pruebas bacterianas podrán indicar si las lesiones se deben a bacterias. No obstante la psoriasis inversa puede estar sobreinfectada por bacterias, lo que complica el problema.

 

Los dermatólogos deberían pensar en la posibilidad de que exista psoriasis en cualquier caso de intertrigo crónico, especialmente cuando no hayan tenido éxito los antibióticos, fármacos antifúngicos y antisépticos.

 

Sífilis secundaria (1)

 

A la sífilis secundaria se le ha dado con razón el apodo de "la gran imitadora". Es una enfermedad infecciosa con abundantes síntomas posibles, y suele causar problemas de diagnóstico diferencial.
Se debe al Treponema pallidum, y se transmite principalmente a través de las relaciones sexuales.
La sífilis se desarrolla en varias fases: período incubatorio, seguido por las fases primaria, secundaria y terciaria.

 

Durante la segunda fase se puede confundir con la psoriasis. Los enfermos de sífilis presentan una erupción de manchas redondas u ovales en el tronco.

 

La erupción inicial va seguida de unas lesiones marrones o rojo oscuro de varios milímetros de diámetro. Estas lesiones sifilíticas papulares son a menudo escamosas y se parecen a las de la psoriasis guttata, que también es muy eruptiva. Las lesiones pueden aparecer por todo el cuerpo, y son especialmente comunes en las zonas palmoplantares. No obstante, cuando se palpan las lesiones con guantes, existe una sensación de firmeza e infiltración en la piel que está ausente en casos de psoriasis.

 

La aparición de un chancro (una lesión única, a menudo en el área genital) dos meses antes de la erupción, y una prueba serológica treponémica positiva (la Treponema pallidum es el agente que causa la sífilis) encauzan el diagnóstico hacia la sífilis.

 

Vitíligo

 

Esta enfermedad de la piel causa la pérdida de pigmentación cutánea, y produce unas zonas blancas y lisas, cuyos bordes están muy pigmentados.

 

Tiene múltiples causas, incluyendo factores genéticos e inmunológicos. El estrés psicológico también puede ser un factor que desencadene su aparición inicial y las siguientes recaídas. Como en la psoriasis, el fenómeno de Koebner también suele estar activo (el fenómeno consiste en la aparición de una lesión en una zona cutánea previamente traumatizada).

 

Cuando mejora la psoriasis, queda una pérdida residual de pigmento en forma de placas blancas dejadas por las lesiones que se han aclarado. Esta falta de pigmentación es exacerbada a veces por el uso de corticosteroides locales. Precisamente durante la fase de mejoría la psoriasis puede ser erróneamente diagnosticada como vitíligo. No obstante, hay diferencias. En la psoriasis no todas las lesiones pierden el pigmento, y antes de que comience la despigmentación se observan placas rosáceas.

 

 

Linfoma cutáneo

 

El término se utiliza para cubrir varias manifestaciones cutáneas de cáncer de las células sanguíneas, con proliferación de células anormales en la piel. Se observa principalmente en los cánceres de linfocitos (leucemia y linfoma). La micosis fungoide es la forma más típica de linfoma cutáneo.

 

Algunas variedades de psoriasis son más difíciles de diagnosticar.

 

Psoriasis palmoplantar

Las lesiones psoriásicas aisladas de las manos y los pies suelen plantear problemas de diagnóstico. Aunque el queratoderma palmoplantar (piel muy gruesa en palmas y plantas) es un síntoma clínico de psoriasis, puede ser causado por otras enfermedades de la piel como el eczema, liquen plano, dermatofitosis y pitiriasis rubra pilaris. En consecuencia, no siempre es sencillo establecer un diagnóstico seguro.

 

Psoriasis de la uña

Las uñas piqueteadas son muy características de la psoriasis de la uña, y no suelen estar presentes en otras enfermedades de la piel como la alopecia areata, el eczema o el liquen plano. No obstante, a veces se confunde la psoriasis de la uña con las infecciones causadas por dermatofitos (hongos parásitos), ya que en ambas afecciones se observa la onicólisis (desprendimiento de la uña de su lecho ungueal).
Puesto que la psoriasis de la uña puede estar infectada por dermatofitos, las pruebas micológicas suelen ser útiles, ya que una posible infección requerirá un tratamiento específico.

 

Psoriasis eritrodérmica

Una eritrodermia es un trastorno cutáneo por el que grandes zonas de la piel se vuelven rojas e inflamadas. Las lesiones suelen estar cubiertas de escamas.

La psoriasis es la causa principal de la eritrodermia. No obstante, éste puede deberse a otras enfermedades como el eczema, linfoma y, con menor frecuencia, la pitiriasis rubra pilaris. Algunos fármacos también pueden tener como consecuencia una eritrodermia (este estado se conoce con el nombre de toxidermia).

 

Artritis psoriásica

La variedad periférica de la artritis psoriásica suele ser difícil de distinguir de la poliartritis reumatoide. La poliartritis reumatoide es una artritis inflamatoria crónica que afecta a las articulaciones de las manos y las muñecas. Es dolorosa, tiene períodos de mejoría y recaídas, y conduce a un deterioro general de la salud. Los síntomas de la poliartritis psoriásica son muy parecidos, pero existen síntomas clínicos que permiten distinguir las dos enfermedades. En la poliartritis reumatoide las articulaciones se ven afectadas de forma simétrica, y las articulaciones interfalángicas distales (las articulaciones más extremas de los dedos) no suelen verse afectadas, lo que no es el caso en la artritis psoriásica.

 

La forma principal de artritis psoriásica suele parecerse a la espondilitis anquilosante.

 

La espondilitis anquilosante es una artritis inflamatoria crónica que afecta a la columna vertebral y a las articulaciones sacroilíacas. La enfermedad suele tener períodos de mejoría y recaídas.

Es muy difícil el diagnóstico diferencial con la artritis psoriásica cuando no hay lesiones psoriásicas en otras partes del cuerpo.

 

Referencias:

· Psoriasis, de la clinique à la thérapeutique, editado por Jean Thivolet y Jean-François Nicolas, publicado por John Libbey Eurotext Ltd.

· Psoriasis, editado por Louis Dubertret, publicado por ISED, en colaboración con Leo Laboratories.


Le agradecemos su colaboración al Profesor Jean-Jacques Guilhou, Jefe del Departamento de Dermatología del Hospital Sant-Eloi, Montpellier

Referencia:

1) Dubertret, Psoriasis (Capítulo 34), 1994

 

¿Por qué me pica la psoriasis?

 

¿Cuál es el mejor modo de depilarse?

 

 

Pulse aquí para más información

Avisar a un amigo Imprimir Volver arriba Agregar a favoritos Descarga de responsabilidad
Søgaard & Co. - Mere web for pengene